lunes, 1 de noviembre de 2010

¡NO PIERDAS LA ESPERANZA!

"ORGULLOPIPIL"

Si, porque ahora lo estoy comprobando en mi persona, pues todo ha cambiado, ya que desde hace un año estaba pasándolo muy mal, he tenido la suerte de la comprensión tanto de mi familia como de alguna/os amiga/os y/o compañera/os de trabajo.

La semana pasada ha sido algo, incluso se podría decir "increíble", ya que todas las buenas noticias, se aglutinaban:

1º.- Se me informa verbalmente el cambio de puesto de trabajo, luego me lo hacen por escrito, tal como lo había solicitado.  En dicho Departamento esta una compañera que me escucho y me aconsejo muy amablemente, cuando lo estaba pasando muy mal.

2º.- El escrito lo fima (¿se que alguna/os no creen en las casualidades?) la hija de la persona que cuando llegamos a España, hace alrededor de 35 años,  nos dijo que una de sus hijas estaba en El Salvador, aún sigue allí, esta en la UCA para que le lleváramos algunos presentes, nuestra Madre se los llevo.

3º.- Por la prensa se anuncia de la visita de un grupo de Alcaldes, Gerentes Centroamericanos, entre ella/os salvadoreña/os,  que visitan nuestra ciudad para conocer in situ proyectos sobre desarrollo en las Mancomunidades y Municipios de Castilla y León.

4º.- Luego recibo la noticia de que los documentos tramitados en El Salvador, están ya en marcha.

Por todo lo anterior, creo en aquel dicho, "lo último que se pierde es la Esperanza" y lo corroboro en mi persona en este momento.

Espero que mañana que empiezo en mi nuevo puesto de trabajo, sea además de fructífero, satisfactorio.